Botones share

viernes, 29 de marzo de 2013

Papá y su música: Desapariciones (Viernes dando la nota)

Hoy os traigo una versión de Los Fabulosos Cadillacs de un tema original de Rubén Blades. Desapariciones es un homenaje a todas aquellas personas desaparecidas durante las dictaduras de América Latina en el pasado siglo XX.

En el Viernes dando la nota me gusta poneros mi estrofa preferida de la canción correspondiente. De ésta me gustan todas pero si tengo que elegir una, me quedo con la última. Casi puedes sentir el terror y el miedo de mirar "pa' fuera"




Anoche escuché varias explosiones. 
Tiros de escopeta y de revólveres. 
Carros acelerados, frenos, gritos.

Eco de botas en la calle.
Toques de puerta, quejas, por dioses, platos rotos. 
Estaban dando la telenovela. 
Por eso nadie miró pa' fuera. 


Los Fabulosos Cadillacs es una banda argentina de rock y ska, fundada en la ciudad de Buenos Aires en 1983. Es una de las bandas más influyentes del rock iberoamericano. Han publicado 12 álbumes de estudio y han ganado numerosos premios.


miércoles, 27 de marzo de 2013

Papá y su peque: Fiesta de la primavera.

Vivimos en una ciudad pequeña. Por un lado, tiene sus ventajas: se vive más tranquilo, apenas hay atascos, puedes llegar andando a casi cualquier sitio... pero también hay inconvenientes. Hay veces que se me ponen los dientes largos cuando leo los blogs o el twitter de mamás de Madrid o Barcelona, que si un día se llevan al peque al teatro, que si otro se van a un taller de cualquier-cosa-divertida-y-superguay-para-los-peques-y-los-papás. Y no solo eso, también hay charlas para padres de todo tipo, que si talleres de porteo, grupos de madres, clases de esto o de lo otro....

Por eso, cuando aquí en la miniciudad, hacen alguna actividad como la que organizaron los de la Asociació de Veins del Raval Universitari (que además es el barrio donde vivimos) es muy de agradecer.

La excusa para la fiesta era celebrar la llegada de la primavera. Realizaron muchísimos talleres y exhibiciones. Cuando llegamos ya había empezado todo y, la verdad, había muchísima gente. Llegamos a tiempo para la exhibición de tortugas y de bailes argentinos. Joan disfrutó mucho viendo los barcos a control remoto que surcaban el pequeño estanque del parque del barrio; todo lo que tenga que ver con el agua, al peque le encanta. También habían talleres de pinta-caras, de nudos marineros, tatuajes de henna, de huevos de pascua....

Click en la imagen para ampliar


Lamamá también participó junto al grupo Spinmeets, las chicas con las que hace ganchillo y las "culpables" de que Joan y yo tengamos los miércoles por la tarde para nosotros solitos. Allí estuvieron, haciendo un taller de labores con hilo.

Click en la imagen para ampliar


Y ya para rematar la mañana, una gran sorpresa ya que nos invitaron a los que quedábamos por allí a una degustación de paella y fideuá que, por cierto, estaba espectacular; aunque casi me cuesta el divorcio. Resulta que mientras Lamamá estaba con sus compañeras tejedoras yo me fuí con unos amigos a por el platito de paella. Cuando llegamos solo daban un plato por persona, por lo que no pude cogerle para ella. Iba a avisarle pero me entretuve y no lo hice. Cuando se dio cuenta de que daban comida gratis,se fue a hacer cola y por poco se queda sin, le tocó el último plato. Al final el karma me dio mi merecido, porque yo pensaba que Joan no querría paella, pero al final se comió casi todo mi plato. Cuatro cucharadas probé.



Ese fue el inicio de un fin de semana en familia muy divertido, luego de la fiesta y la siesta de rigor fuimos a la feria, después a cenar a casa de un amigo donde Joan estuvo bailando y jugando hasta que le entró el sueño. El domingo por la mañana a pasear a la playa y a hacer un poco de Geocaching... En definitiva, que lo pasamos muy bien.

viernes, 22 de marzo de 2013

Papá y su música: La única razón (Viernes dando la nota)

Estos días ha llegado de vacaciones uno de mis mejores amigos que está viviendo actualmente en Thailandia.  Por ello voy a poner una canción que cuando la escucho me hace pensar en los buenos amigos; ya que tiene una estrofa que me gusta especialmente porque habla de lo importantes que son cuando estás de bajón para apoyarte en ellos  (aunque yo sea más de tragármelo "to pa mi") y que dice así:

Y si algún día te hundes llámame,
Te cargaré sobre mi espalda.
Buscaré la forma de ponerte en pie
Y que vuelvas a plantar cara.



La canción es de Transfer, una banda del barrio Benicalap de Valencia que se formó a principios de los 90 y que fueron uno de los primeros grupos de rock de la Comunidad Valenciana.

Un besote, Ernest.

video

miércoles, 20 de marzo de 2013

Papá y sus recetas: Masa de pizza italiana.

Antes de nada ¿qué tal el día del padre? A mí casi se me escapa una lagrimilla cuando ha venido Joan Petit con un regalo casi más grande que él y me lo ha dado. Parecía que intuía que era un día especial porque estuvo más revoltosillo de lo normal y con "papitis", pero lo pasamos muy bien.

Ahora al tema del post: Después de un sinfín de comentarios solicitándolo (concretamente dos) aquí teneis por fin la esperadísima:

RECETA PARA LA MASA DE PIZZA



Hacer tus propias pizzas caseras es más fácil de lo que parece. Para preparar la masa se necesita relativamente poco tiempo: unos 30 minutos de preparación y aproximadamente 40 minutos más para que la masa fermente y se "levante". Os pongo fotos de cada paso para los torpes como yo.

Necesitaremos (para cuatro masas):

  • 500 gr de harina (cualquier harina de trigo vale, pero si utilizáis harina de fuerza, mejor)
  • 1/4 de litro de agua
  • 12'5 gr de levadura fresca (La mitad de una pastilla, que suelen venir en paquetitos de 25 gr)
  • 1 cucharada de sal
  • 2 cucharadas de aceite de oliva.

Para empezar hay que disolver la levadura en el agua templada.


Nos quedará un agua sucia más o menos de este color


A continuación, ponemos la harina en un bol y hacemos un "hoyo" en medio para ir echando el agua.


Vertemos el agua poco a poco y vamos mezclándola con la harina


Vamos mezclando el agua y la harina con una cuchara de madera, desde dentro hacia fuera. Una vez está todo mezclado, añadimos la sal.


Y el aceite


Y continuamos amasando hasta que queda una masa consistente. Debe de estar ligeramente pegajosa pero sin llegar a quedarse pegada a los dedos. Si la veis muy húmeda le podéis echar un poquito más de harina; si, por el contrario, está muy seca y no queda una masa compacta, echadle un pelín de agua.


Ya es hora de sacar la masa del bol y trabajarla en el banco de la cocina. Ponéis un poco de harina en el banco para que no se pegue y hacéis un gusanito, como cuando nuestros hijos juegan con la plastilina.


Luego, enrolláis el gusanito para volver a hacer una pelota. Este proceso deberéis repetirlo unas cuantas veces durante unos 10 minutos para que, a la hora de estirarla para hacer la pizza, la masa quede elástica.


Una vez que acabéis con el "momento gusanito" llega la hora de preparar las "bolas" con las que luego haremos las pizzas. Las cantidades que os he indicado dan para 1 kilo de masa aproximadamente por lo que  podéis hacer 4 pizzas de 250 gramos, más o menos. Podéis pesar la masa y dividir o cortarlas "a ojo". Las bolas han de ser lo más compactas posible, apretadlas bien.

Antes de fermentar

Ahora solo hay que dejarlas fermentar cubriéndolas con un trapo. El tiempo depende un poco de la temperatura ambiente. En verano tardan menos y en invierno más pero por norma general son unos 40 o 45 minutos. Sabremos que están listas si al apretarlas con el dedo, la masa vuelve a su posición original. No es necesario que hagamos las pizzas inmediatamente. Una vez han fermentado, aguantan bastante, hasta un día incluso. Como veis en la foto, aumentan ligeramente de tamaño, pero no mucho.

Después de fermentar

Y ya están listas. Solo queda estirarlas y poner nuestros ingredientes favoritos. Yo estiro la masa con las manos, para ello hace falta un poco de práctica, pero también se puede hacer con un rodillo.


Una vez estirada la masa, la ponemos en la bandeja del horno (ponedle papel de horno o una ligera capa de aceite para que la pizza no se pegue) y ponemos los ingredientes que queramos. Un consejo, si le ponéis salsa de tomate (ya sea natural o comprada) aliñadla con un poco de sal, azúcar para quitarle la acidez, un chorrito de aceite de oliva y una pizca de orégano, ya veréis que rico.

El tiempo de horneado depende del horno y la temperatura. Aproximadamente unos 20 minutos pero lo mejor es observarlas y sacarlas cuando veamos que la masa está hecha.

No os dejo fotos de como quedaron las pizzas porque teníamos invitados a comer y entre unas cosas y otras se me olvidó sacar la foto. En otra ocasión será.











viernes, 15 de marzo de 2013

Papá y su música: Viernes dando la nota.

Me ha gustado mucho la iniciativa del viernes dando la nota. Intentaré participar todos los viernes.

Para la primera vez voy a poner mi "canción despertador", la música tiene un ritmillo que me pone de muy buen humor. La letra va de un señor que se queda de "Rodriguez" y se aburre, pobrecico.


Aquí está la letra:


 Azzurro - Adriano Celentano


Cerco l'estate tutto l'anno
e all'improvviso eccola qua.
Lei è partita per le spiagge
e sono solo quassù in città,
sento fischiare sopra i tetti
un aeroplano che se ne va.



Azzurro,
il pomeriggio è troppo azzurro
e lungo per me.
Mi accorgo
di non avere più risorse
senza di te,
e allora
io quasi quasi prendo il treno
e vengo, vengo da te,
ma il treno dei desideri
nei miei pensieri all'incontrario va.



Sembra quand'ero all'oratorio,
con tanto sole, tanti anni fa.
Quelle domeniche da solo
in un cortile, a passeggiar...
ora mi annoio più di allora,
neanche un prete per chiacchierar...



Azzurro,
il pomeriggio è troppo azzurro
e lungo per me.
Mi accorgo
di non avere più risorse
senza di te,
e allora
io quasi quasi prendo il treno
e vengo, vengo da te,
ma il treno dei desideri
nei miei pensieri all'incontrario va.



Cerco un po' d'Africa in giardino,
tra l'oleandro e il baobab,
come facevo da bambino,
ma qui c'è gente, non si può più,
stanno innaffiando le tue rose,
non c'è il leone, chissà dov'è...



Azzurro,
il pomeriggio è troppo azzurro
e lungo per me.
Mi accorgo
di non avere più risorse
senza di te,
e allora
io quasi quasi prendo il treno
e vengo, vengo da te,
ma il treno dei desideri
nei miei pensieri all'incontrario va.

jueves, 14 de marzo de 2013

Papá y sus frikadas: El Geocaching

Hoy os voy a hablar de una actividad al aire libre que descubrí poco antes de que Lamamá se quedara embarazada: El Geocaching.

 El Geocaching es un juego muy divertido e ideal para niños ya que se trata de una especie de búsqueda del tesoro. Consiste en lo siguiente: una persona esconde un contenedor (al que se le llama "cache") en algún lugar y publica las coordenadas en internet para que otra persona, con ayuda de un GPS  (los del coche no sirven) o un Smartphone, lo pueda encontrar. En el contenedor se guarda un libro de registro para que la persona que lo encuentre lo firme y lo vuelva a dejar en su lugar, de esta manera, puede ser encontrado por más personas. Además del libro de registro, en la gran mayoría de cachés también podemos encontrar varios objetos para intercambiar, por ejemplo: pequeños juguetes, llaveros, chapas, pines, etc. La única regla es que si te llevas algo, debes dejar otra cosa del mismo valor o superior.

Los contenedores pueden ser de varios tamaños. Lo mas habitual para esconder fuera de las ciudades es un "tupper" de plástico y pueden estar en cualquier parte: debajo de un montón de piedras, en el hueco que forma alguna roca o las raíces de algún árbol ... También hay contenedores pequeños que, normalmente, se esconden en las ciudades (sí, a lo mejor al lado de tu casa hay un cache y no lo sabías) y solo contienen el libro de registro. Incluso he visto fotos de bidones enormes escondidos en los bosques de los EEUU.

La forma de los contenedores va desde el típico "tupper" que os comentaba antes (la gran mayoría de caches son de este tipo, al menos en España) a los que están muy bien camuflados, con forma de piedras, hojas, ramas... el único límite es la imaginación de aquel que lo esconde

Normalmente, los caches suelen estar cerca de lugares que por su belleza natural, su historia, sus vistas o por otras particularidades algún "geocacher" ha considerado que son dignos de visitar y ha decidido esconder un contenedor allí.

Los caches no solo se diferencian en el tamaño, o la forma del contenedor, sino también en el tipo de cache. Por un lado tenemos los tradicionales que son simplemente un contenedor escondido en las coordenadas indicadas. Pero también tenemos los multicaches, que para encontrarlos tienes que ir a diversos lugares buscando pistas en cada uno de ellos. Pistas que al final te ayudarán a encontrar las coordenadas del contenedor, algo así como una especie de gymkana. Algunos multicaches están pensados para hacer pequeños recorridos turísticos a la vez que buscas el tesoro, como por ejemplo éste que hicimos en Roma recorriendo el barrio del trastevere para buscar las distintas pistas. Hay otros tipos como los mistery, en los cuales tienes que resolver primero una pista o acertijo que te llevará a obtener las coordenadas, los wherigo que son casi, casi como si jugáramos a un videojuego pero en la realidad, etc...

Para jugar solo hay que registrarse en la página oficial (es gratis) y ya podéis descargar las coordenadas de los caches para empezar a buscar con vuestro GPS. Si no tenéis GPS, pero tenéis un teléfono con android (y con GPS, of course) yo os recomiendo la aplicación C:Geo que está hecha exclusivamente para este juego y es muy completa.

Aquí tenéis fotos de algunos caches que he encontrado.
Un cache de los de "tupper"

En plena búsqueda
Con la libreta de registro
Contenedor camuflado en una corteza de árbol


Un tronco "preparado" para introducir el contenedor




Como he dicho al principio, los niños se lo pasan pipa con esto. JoanPetit es aun muy pequeñito y no se entera mucho, pero su primo Gael ya ha venido alguna vez con nosotros y le ha encantado lo de "buscar el tesoro". Así que coged a vuestra prole y ¡a buscar!, eso sí, fijaros en la dificultad del terreno, que no todos son aptos para niños aunque la mayoría sí lo son.

Si a raíz de este post os animáis a probarlo, comentadme que tal os ha ido y si ya conocíais el geocaching contadme alguna anécdota. Tenéis los comentarios a vuestra disposición.

lunes, 11 de marzo de 2013

Papá y su peque: Padres (de)pendientes del reloj

En cuanto Lamamá se quedó embarazada, empecé a surfear por internet para empaparme de todo lo que pude sobre educación, crianza, maternidad, embarazo... y una de las cosas en la que parece ser que coincide todo el mundo es en que las rutinas son necesarias para los niños.


Es cierto, las rutinas son buenas, pero para los niños y para los adultos. Todos deberíamos comer, al menos, tres veces al día. Todos deberíamos tener unos hábitos de higiene. Todos necesitamos dormir y descansar... Pero al hablar de niños, parece ser que ellos necesitan unas rutinas dignas de una prisión. Sí, vale, que es por su bien, pero parece que tengamos que estar pendientes del reloj a todas horas.

Veo distintos artículos donde se aconseja, por ejemplo para que el niño tenga unos buenos hábitos alimenticios, comer siempre a la misma hora, siempre en el mismo sitio, incluso siempre en la misma posición. Pero, ¿y si un día se te hace tarde para preparar la comida y en lugar de comer a las 14:00 hora zulú tienes que comer a las 15:00? o ¿Si otro día tienes planes para comer fuera de casa?  ¿Si un día tu nene va a un cumple y se come una bolsa de gusanitos o algunas cucherías a media tarde luego tiene que comer todo lo que hay en el plato a las 21:00? ¿Le prohibimos que coma chucherías como están haciendo el resto de los niños para que luego se coma la cena?.

Creo que en esto de las rutinas debemos de ser muy flexibles. Joan sabe que después de comer nos lavamos     las manos y los dientes, pero esto puede ser a las 15:00, a las 15:30 o cuando sea. Luego puede jugar un ratito y después se echa la siesta, pero solo si tiene sueño. Si a mí no me obligan a dormir cuando no tengo sueño ¿Por qué he de hacerlo con mi hijo?. Mientras no tenga ninguna obligación que le haga madrugar por las mañanas, no necesita acostarse a las nueve de la noche.

Por otro lado, lo de las rutinas también tiene su "lado oscuro". Os lo explico con un ejemplo: últimamente Lamamá ha estado de baja por unos problemillas en la espalda, por lo que todas las mañanas ha estado con el peque. Su rutina diaria, después de arreglarse y desayunar, era salir al parque. Pues bien, ¡ay de ella los días que no podían ir al parque porque tenia médico o cualquier otro recado! Joan ya había asimilado esa rutina de que cuando se salia por la mañana era para ir al parque y en cuanto veía que iban por otro camino se ponía a llorar.

Claro, normal, poneos en su lugar. En vez de ir al parque como todos los días a jugar con los amiguitos tenemos que ir a ver a ese señor de bata blanca que habla con mi madre y no me hace caso. ¡Que aburrimiento!. ¡Pues yo no quiero ir! y como no puedo expresarme de otra manera, pues lloro. Lamamá, lo calmaba como podía, le explicaba que tenían que ir allí y que luego irían al parque. Y así lo hacían, y si eso implicaba comer a las 14:30, ¡pues oigan! le había hecho a su hijo una promesa y tenía que cumplirla.

En definitiva, una cosa es que les enseñemos unos hábitos a nuestros hijos (los adultos también los necesitamos) y otra es que les enseñemos a vivir pendientes del reloj y que dejemos de hacer cosas divertidas con ellos porque a las 20:00 toca baño y hay que irse yendo para casa.

¿Vosotros que opináis? ¿Seguís rutinas estrictas con vuestros hijos o sois más flexibles?

PD: La imagen del reloj la he sacado de aquí

jueves, 7 de marzo de 2013

Papá y su música: La banda sonora de mi vida

Me ha gustado la iniciativa de Cosicas de Nuestra Vida, así que yo también me apunto y os voy a dejar la lista de las canciones que han marcado la mía con sus respectivos enlaces. Mi gusto musical siempre ha tirado hacia el rock duro y el punk, así que básicamente eso es lo que hay en mi MP3. Aunque a veces aparece alguna de Serrat, de Sabina, de Battiatto, etc, las canciones que he seleccionado prácticamente son todas de ese estilo.


La Herida - Héroes del Silencio

Los Héroes fue el grupo que marcó mi adolescencia. Era muy, pero que muy fan. Pero fan de verdad, no como ahora, que con las páginas de Facebook, el término ha degenerado bastante y eres fan de cualquier chorrada. Incluso una vez engañé a mis padres para ir a un concierto a Valencia diciéndoles que iba a salir por ahí a un cumpleaños y que llegaría un poco tarde. Al final, perdimos el tren de vuelta y llegamos al día siguiente, con mi padre esperándome en la estación... en fin, que me cayó un buen castigo.
Bueno, la canción La Herida me encantaba porque, en esa época, hacia teatro con un grupillo amateur y me gustaba la metáfora de "siempre es la misma función, el mismo espectador, el mismo teatro, en el que tantas veces actuó" me recordaba a lo que más me gustaba hacer en ese momento.




Je veux - ZAZ

Cada vez que escucho esta canción, me recuerda a Lamamá y como ella es parte de mi vida, obviamente, pues por eso la incluyo en la lista.
Lamamá tiene un gusto musical muy variado y una habilidad especial para descubrir grupos interesantes. Hace unos años, en un viaje a París que hicimos, sonaba mucho esta canción por la radio. Parece ser que ella la escuchó en varias tiendas a las que entramos (yo ni siquiera le había prestado atención) y le gustó. Cada vez que la oía  preguntaba con su nulo francés el titulo de la cancioncilla hasta que el dependiente de un Kebab comprendió lo que quería decir y se lo dijo. Cuando volvimos a casa, la buscamos, la escuché con calma y me di cuenta de que había vuelto a acertar, porque la canción mola mucho:



Ellos dicen mierda - La Polla Records

Esta canción me recuerda a mis noches calimocheras en un local llamado "La Gramola" el único pub de Castellón donde ponían música punk en esa época y allí nos juntábamos los de siempre y siempre acabamos cantándola a voz en grito: "Mis colegas quedan tiraos por el camino..." También me hace recordar esos conciertos en el Viñarock, festival al que fui durante bastantes ediciones.


El roce de tu cuerpo - Platero y tu.

Esta es la canción que nos poníamos los "macarrillas" cuando sufríamos del mal de amores porque alguna pasaba de nuestro jeto, aunque nunca lo admitíamos.


Luna Rossa - Banda Bassotti.

Este grupo también lo descubrí gracias a Lamamá y me encantó, no solo por lo reivindicativos que son, sino por que son italianos y a mí me encanta Italia, intento ir cada cierto tiempo, estudié italiano por placer, me gusta la pasta y la pizza... Una curiosidad: el nombre del grupo, Banda Bassotti, es el nombre en italiano de Los Golfos Apandadores


En Blanco y Negro - Barricada.

Esta canción también me evoca los tiempos de La Gramola y el calimocho, pero además a mi equipo de fútbol porque nombra sus colores y porque siempre la ponen en Castalia antes del inicio del partido.



Extremaydura - Extremoduro

La familia de mi padre son extremeños, por lo que siempre le he tenido mucho cariño al grupo del Robe. Esta canción describe su tierra desde un punto de vista algo amargo.


Hasta que pierda la voz - El Ultimo Ke Zierre.

Son, quizá, el grupo punk más conocido de la provincia. Esta canción es la que me da ganas de luchar. Me la pongo cuando veo cosas como el viernes reivindicativo y me doy cuenta de que en este país no estamos tan "aborregados" como creo a veces.


Dolores se llamaba Lola - Los Suaves.

Los Suaves fueron el primer grupo que vi en directo, con 16 años, aunque entonces Yosi estaba mucho más joven que en el video. Fui con un amigo que aun conservo y algunos compañeros más del instituto. Un bonito recuerdo.


A kind of magic - Queen.

Me encanta Queen y esta canción en particular hacía tiempo que quería utilizarla en algún número de magia (ya os había comentado que soy mago aficionado) y después de darle vueltas encontré un juego en el que podría quedar bien. Estrené el número hace unas semanas en un pub. Hay que pulirlo, pero quedé satisfecho. La pongo porque después de ensayar tantas veces, aun no puedo quitármela de la cabeza. Menos mal que elegí una canción que me gusta...



Hay muchísimas más, pero como la entrada tiene que acabar en algún momento, lo dejo aquí. Os animo a que dejéis vuestras listas en vuestros respectivos blogs (si los tenéis) y que disfrutéis de la música.


martes, 5 de marzo de 2013

Papá y su blog: Concurso Father Power.

Como ya os comentaba por aquí, he sido nominado al concurso Father Power que organiza Etic-Etac. Así que esta entrada es solamente para deciros que ya se ha abierto el periodo de votaciones.

La competencia es muy dura. Con papás con mucha experiencia en la blogosfera maternal, así que os recomiendo que os paséis por todos los blogs nominados y les echéis un vistazo porque valen la pena. Estoy seguro que vais a disfrutar de todos ellos, yo ya lo hago, no solo disfruto de sus entradas sino que también aprendo mucho para mejorar las mías.No voy a pedir que me votéis a mi, sino que votéis al que más se lo merezca.

Pues nada más, que ya sabéis que estoy en medio de la semana de fiestas y no tengo mucho tiempo. Para votar, podéis pasaros por aquí o pinchando en la imagen que hay en el menú de la derecha (Sí, la he puesto muy grande pero a ver si así consigo aunque sea un voto)

domingo, 3 de marzo de 2013

Papá y sus recetas: Ximos

Hoy es el día grande de las fiestas y por lo tanto hay que hacer la romeria de les canyes. Como me he levantado el primero me he puesto ha cambiar unas bombillas que le había dicho a Lamamá que cambiaría hace una semana (para esas cosas soy un poco Phil Dunphy) y después he preparado unos ximos para el camino. Los ximos son unos panecillos rellenos que se comen mucho por aquí, sobre todo en fiestas, así que voy a dejaros la receta.

Necesitaremos:
  • Panecillos pequeños
  • Tomate troceado y pelado: En las fotos vereis que yo le he echado un bote de tomates pelados y enteros, pero es que me confundí al hacer la compra.
  • Pimiento rojo
  • Pimentón dulce
  • Huevos
  • Atún
  • Piñones
  • Leche




Para empezar costamos la punta del panecillo, la reservamos para tapar el ximo más tarde y le quitamos la miga.

Ponemos a cocer unos huevos.
 Mientras, en una sartén, vamos sofriendo el pimiento con un poquito de aceite de oliva.
Luego le añadimos el tomate y dejamos que reduzca el caldo. Yo le pongo una cucharadita de azúcar al tomate para quitarle la acidez.
Una vez que ya lo tengamos un poco espesito, le ponemos el pimentón dulce.
Y añadimos el atún.
Junto con los piñones.
Luego, picamos los huevos que habíamos puesto a cocer (que ya deberíais haber apartado del fuego) y se los echamos a la sartén.
Ahora ya tenemos el relleno preparado. Atención, para los que sois torpes como yo, antes de ponernos a rellenar los panecillos, hay que dejarlo enfriar. Yo, la primera vez que preparé ximos, con la emoción y las ganas de comérmelos, me puse a echar el mejunje caliente en los panecillos y se me rompieron la mitad...

Bueno, pues una vez que está frío, ya podemos proceder a rellenar los ximos. No los lleneis hasta el borde que luego hay que taparlos.
Los tapamos con la puntita del pan que hemos guardado antes y le ponemos un palillo para que no se abran.
Ya casi está. Solo nos queda rebozarlos. Para ello necesitaremos leche y huevo.
Embadurnamos bien cada ximo, primero en la leche, luego en el huevo y los freímos en una sartén con abundante aceite.
Y ya está. Ya tenemos preparados nuestros ximos. Acordaros de quitar el palillo, no vayáis a tragároslo.
Buen provecho.







viernes, 1 de marzo de 2013

Papá y su blog: De premios y nominaciones.

Oye, que me han dejado un premio en el blog de mis dos monstruitos. ¡Qué bien! Y eso que, como quien dice, esto está todavía en pañales. Así que voy a corresponder contestando a las preguntas y enviando el premio a otros blogs para que no se pierda.

1. ¿Qué te gusta más cocinar postres o platos de cuchara?
Postres, pero sólo desde que hemos comprado una batidora, que antes me tocaba batir a mano y acababa con un dolor en el brazo que ni cuando era adolescente.

2. ¿Qué es lo más importante para ti en una persona: la personalidad o el físico?
La personalidad, pero está claro que el físico importa, aunque sólo sea para las primeras impresiones.

3. ¿Como empezaste con el blog?
He empezado hace muy poquito, a raíz del embarazo de Lamamá empecé a leer la blogosfera maternal. Luego, cuando nació el peque, Lamamá creó un blog propio para compartir toda esa creatividad que le sale por los poros, así que me decidí a poner yo también mi granito de arena. Ya solo falta que JoanPetit escriba su propio blog y seremos la Familia Blogger, que suena a equipo de superhéroes.

4. ¿Quién fue la persona que te inspiró para empezar en este mundo?
Para empezar en esto, Lamamá y todas las mamás y los papás blogueros que he estado leyendo en los últimos dos años. Para escribir me inspira el Peque.

5. ¿Sueles seguir muchos blogs o te llegan los seguidores a través de otras personas que te han conocido?
Sigo muchos, muchísimos blogs. La mayoría de días no me da tiempo a leerlos todos y alguna vez me he saltado alguna que otra entrada. Supongo que de ahí me llegarán los seguidores que tengo, que ya son unos cuantos pese haber empezado hace tan poquito.

6. ¿Qué te gusta más, cocinar o que te cocinen?
Pues hay días que me apetece ponerme a cocinar pero he de reconocer que eso pasa una vez entre mil. Prefiero que me cocinen.

7. ¿Comes en casa o en el trabajo?
Tengo la suerte de trabajar a 5 minutos de mi casa, así que siempre como en casa.

8. ¿Sueles hacer recetas de verdura?
Cuando cocino yo, no. Soy más bien carnívoro.

9. ¿Cual es tu mejor receta?
La pizza. Trabajé en un restaurante italiano mucho tiempo, así que, muchos fines de semana, me pongo ha hacer la masa para varios días y así arreglas una cena rica y rápida de hacer para las noches del finde.

10. ¿Qué le pides a una persona para ser tú amiga?
Nada especial, simplemente eso, que seamos amigos.

11.¿Cual es la mejor película que has visto?
El Padrino, sin lugar a dudas.

Y ahora lo difícil. Repartir el premio a otros blogs, que tendrán que contestar el mismo cuestionario, si quieren, que no es obligatorio. Ahí voy:


  • A Lamamá, ¡cómo no le iba a dar un premio a la madre del peque!
  • Little Miss Impatient porque, igual que a Lamamá, el nacimiento de su peque le ha despertado la creatividad. Además es mi prima.
  • A en mi nube de azúcar, que cada vez que lo visito se me hace la boca agua.
  • A mamá de dos, por su sinceridad.
  • A Monstrua a la que prácticamente acabo de conocer. Está esperando un bebé y nos cuenta sus experiencias de forma muy divertida
  • A Paparracho y Mamanatas porque me encanta su forma de escribir, el uno contestando al otro. Muy original.
  • A los padres frikerizos porque me siento muy identificado, yo también soy bastante friki y, además, me lo he pasado muy bien con su evaluación de nuestro frikismo.
  • A Mamirami porque acaba de ganar el premio de SerPadres.es, así que yo también le voy a dar uno y porque en su última entrada ha puesto una canción de Los Canallas.
  • A La Rubia porque... bueno... es que... me descojono, con perdón, con su blog.
  • A Planeando ser padres porque tocan temas muy interesantes.

Por otro lado, una noticia que me llegó de sorpresa. ¡Me han nominado para otro premio!. Esta vez es el que otorga ETIC-ETAC al mejor papá bloguero. La competencia es dura. Son papás que llevan tiempo en esto. Que escriben muchas entradas, muy interesantes y divertidas y yo solo soy un novatillo, así que, si me llevo algún voto será por pena. Pero aun así, estoy encantado de participar.






Y os dejo ya, que mañana empezamos las fiestas. A ver si durante la semana os puedo dejar alguna entrada.